Tipos de custodia

¿Qué tipos de guarda y custodia existen?.

Los tipos de custodia son básicamente dos, el primero el de la custodia monoparental que a su vez puede ser materno o paterno; y el de custodia compartida de ambos progenitores, pero, ¿en qué consiste cada una de ellas y cuales son las principales diferencias?.

  • Custodia monoparental: La custodia monoparental (tanto materna como paterna) supone que uno de los progenitores, ya sea el padre o la madre, se ocupan principalmente del cuidado y atención cotidiano de los hijos y de cubrir sus necesidades cotidianas. Al otro progenitor, denominado no custodio, le corresponderá el derecho de visitas y la obligación de pago de pensión de alimentos.
  • Custodia compartida: Ambos padres se ocuparan del cuidado y atención de los hijos comunes en iguales periodos de tiempo, o de no ser exactamente iguales, similares. En estos casos ambos progenitores deberán de contribuir a las necesidades cotidianas de los hijos por medio de la presentación directa en especie (luz, agua, comida… etc) y cubrir conjuntamente los gastos esenciales de los mismos (escolares, médicos y farmacéuticos y gastos extras).
  • Sistema de tutela de hijos menores: Existen casos en los que debido a la situación familiar desfavorable, cuando los padres por cualquier motivo no están capacitados para el cuidado de los hijos (por adicciones, trastornos, precariedad económica, desatención personal… etc) se les retira la patria potestad a ambos acogiendo los Servicios Sociales a los niños para tutelarlos por el sistema público bajo la Comunidad Autónoma que corresponda.
Modelos de guarda y custodia de los niños en España: De madre, padre o compartida.
Tipos de custodia

En muchos casos los padres y madres que acuden a recibir asesoramiento legal a los despachos de abogados llegan buscando soluciones generales, en muchos casos oír lo que quieren escuchar, pero realmente sólo los padres saben qué es lo mejor para los hijos, dejando a un lado los motivos y el drama de la ruptura, pues por encima de ello, ¿el otro progenitor es un buen padre o madre?. No existen tipos de custodia malos ni buenos, todos son positivos si los padres saben llevarlos a la práctica de una manera positiva y constructiva para los hijos anteponiendo su bienestar a sus propios intereses. Los tipos de custodia ofrecen las posibilidades que se pueden establecer, pero cualquiera de ellas sera una buena opción siempre y cuando se pueda desarrollar en la prática de un modo satisfactorio, si supone entrar en una continua disputa en definitiva se ponga el sistema que se ponga, probablemente perjudicará a los niños al no poder llevarse a término por falta de entendimiento de los padres.

El tipo de custodia es muy importante, pero desde nuestro punto de vista, mas importante aún es que los padres sigan unas pautas correctas y respetuosas para que los niños puedan continuar con la vida sin reducción de su calidad de vida ni estabilidad, sin hacerles partícipes de las disputas de los padres. Es muy fácil decirlo, pero sabemos que es muy difícil aplicarlo ya que en muchos casos cuando la parte contraria no es razonable la situación se puede tonar insufrible.