Derechos y obligaciones respecto de los hijos

Derechos y obligaciones respecto de los hijos:

Los derechos y obligaciones de madre y padre respecto de los hijos comunes en España son los mismos, si bien es cierto que se pueden hacer una serie de connotaciones. Desde el nacimiento de los hijos, durante su lactancia y hasta el momento variable de cada caso concreto en el que se supera el vínculo de maternidad del hijo a la madre, el niño tiene una relación de necesidad respecto de la madre, por lo que en dicho periodo la madre será la que tenga prioridad de cara a la atribución de la guarda y custodia, y el padre correlativamente tendrá menor prioridad de cara a la atribución de la guarda y custodia e incluso limitaciones respecto del derecho de visitas, como por ejemplo los periodos vacacionales y la posibilidad de establecer derecho de pernocta paterno con el menor.

Mujer y madre comparación de los derechos y obligaciones respecto de los hijos con el hombre y padre
Derechos y obligaciones de los niños

Los derechos y las obligaciones de ambos progenitores, padre y madre, son legalmente los mismos, de hecho el sistema de custodia preferente en España es el de custodia compartida. Cada caso es muy diferente y hay que analizarlo detalladamente siempre en beneficio de los hijos. Tradicionalmente la custodia de los niños ha sido de las madres, en escasas ocasiones compartida, y en muy pocos casos la custodia ha sido paterna. La evolución social y jurisdiccional ha equiparado los derechos de hombres y mujeres respecto de los hijos, pero realmente sigue existiendo una reticencia judicial en proceso judicial a privar a las madres de la custodia materna.

En la práctica, de mutuo acuerdo ambos progenitores pueden acordar el sistema de custodia que consideren mas conveniente, pero en proceso judicial un Juez predeterminado por la Ley y asignado para el caso concreto valorará la idoneidad de padres teniendo en cuenta el superior beneficio para los hijos menores. Se tienen en cuenta múltiples factores, la situación previa a la ruptura, el arraigo con los hijos, la situación existente de la ruptura, la disponibilidad horaria de los progenitores, la existencia de una vivienda adecuada, de una capacidad económica suficiente, apoyo familiar para realizar las ayudas de cuidados de los hijos, la relación cordial o conflictiva entre progenitores… etc. Por ello, convergen múltiples factores, la custodia compartida es preferente en España, pero si es cierto que las mujeres siguen siendo la preferencia en lso casos de atribución de guarda y custodia monoparental.