No aguato a mi marido

No soporto a mi marido, todo lo que hace me molesta. 

Quiero gritar no le soporto y no se qué hacer
No aguanto a mi marido

Cuando empezamos una relación muchas veces tendemos a idealizar a la persona e idealizar el amor. Pensamos que va a ser la persona con la que pasaremos el resto de nuestros días y no vemos o no damos importancia a sus defectos.

Durante esta etapa todo nos parece perfecto, pero según pasa el tiempo, nos damos cuenta que esa persona no es como realmente pensábamos y cualquier cosa que haga o diga nos molesta. Hay que analizar que actitudes son las que nos molestan de nuestra pareja, y si tienen solución o por el contrario están infundadas por el desamor.

Si son pequeñas diferencias y tenemos claro que se pueden solucionar, lo más razonable es hablarlo con la pareja para que entienda que es lo que nos molesta y buscar una solución juntos. Si por el contrario, crees que ha llegado un momento en el que hasta su respiración te molesta, lamentamos decirle que esa relación tiene su fin. Cuando llega este momento, nos sentimos agobiados, simplemente un beso o una caricia no es bien recibida. ¿Por qué? Porque hemos dejado de amar. Lo mejor es ser honesto con la otra persona, y con nosotros mismos. Mantener una relación en la que no soportas a tu pareja, solo hará que a la larga le odies.

A veces una retirada a tiempo es una victoria, evita el sufrimiento y quédate con las cosas buenas que habéis vivido, que aunque ahora no las distingas, seguro que alguna hubo.

Carácter incompatible.

Si los problemas están relacionados con el carácter personal de cada uno, es  complicado, ya que todos tenemos una forma de ser, y cambiar no es fácil. Si además ese cambio no surge de uno mismo,  no hay nada que hacer. A las personas debemos de aceptarlas como son o dejarlas, y si no nos interesa, cortar por lo sano.

Si convencemos a la persona para que cambie, o intentamos cambiar por agradar, terminaremos aburriéndonos de ese disfraz, que evidentemente, no podremos sostener durante mucho tiempo. Sabemos que no existe la persona perfecta, pero cuando se trata de caracteres incompatibles, la convivencia y una relación duradera es muy difícil.

La vida es muy corta, asique busca lo que realmente te haga feliz y lucha por ello. No hay cosa peor, que sentirse solo estando acompañado, ¿y tú? ¿Te sientes sol@? Si es así, no te conformes, se valiente y coge las riendas de tu vida. La felicidad es una actitud que se elige todos los días, ¿qué tal si empezamos hoy?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *