Infidelidad de mi marido que me miente y engaña

Infidelidad de mi marido que me miente y engaña:

¿Qué hago cuando mi marido me es infiel pero me lo niega y me miente?
Infidelidad de mi marido

No debemos olvidar que con independencia de que exista matrimonio con ciertos deberes de pareja, como es el de la fidelidad, no se trata de un derecho real, pues por el mero hecho de estar casados no se evita posibles infidelidades de la pareja. La institución del matrimonio consolida en el ámbito jurídico pero realmente se trata de una relación sentimental en la que se espera que ambos miembros respeten al otro y no tengan relaciones sentimentales ni sexuales con otras personas, pero verdaderamente es algo que no se puede evitar, de manera que podemos sentirnos traicionados pero realmente la infidelidad es legal, el problema principal es cuando sabemos que nuestra pareja nos es infiel pero nos miente y engaña negando la realidad. En estos casos no es cuestión de tratar de buscar pruebas o demostrarlo de cualquier manera, pues realmente, ¿a quien se lo pretendemos demostrar?, ¿qué va a cambiar desde el momento en el que podamos demostrar aquello de lo que ya estamos convencidos?. Legalmente no cambia nada cuando se pudieran tener pruebas, sólo se trata de la demostración de uno mismo o frente a terceros pero que no supone en ningún caso el aumento o reducción de los derechos y obligaciones.

Divorcio de mujer por infidelidad del marido
Divorcio por infidelidad

Es muy típico de los hombres por la forma de ser y comportarse en pareja tener la predisposición de negar la evidencia, pues por mas pruebas e indicios que haya normalmente se tiene a decir frases prototípicas como «no es lo que parece», «no pienses mal», «te prometo que no».. etc, la cuestión es negar aquello para lo que no está preparado, afrontar las consecuencias de sus actos e infidelidad.

Cada persona debe de ser consciente de que la relación de pareja no matrimonial, así como un matrimonio, o una relación con hijos comunes o bienes y/o deudas son iguales en la esfera de la intimidad de pareja, ambos miembros deberían de ser fieles a su compromiso por si mismos, por la confianza adquirida, pero no hay ningún problema en que no sea así, pues perfectamente se pueden mantener un matrimonio en el que una de las dos partes o incluso ambas tengan una infidelidad puntual esporádicas o permanentes con una o incluso o varias personas. Se trata de lo que se esté dispuesto o dispuesta a aguantar. Existen modelos de pareja muy estrictas en lo que se refiere a relaciones con terceras personas y otras abiertas en las que se permite o tolera relaciones con terceras personas con mayor o menor intensidad. Todas as parejas son legales con o sin infidelidad, pues no cabe ningún tipo de denuncia o demanda por causa de infidelidad. No hace falta pruebas, lo importante no es pillar a nuestro marido en una mentira, o en demostrar que miente y que niega la infidelidad a sabiendas de que es cierto… es cuestión de tomar la decisión de dejar la relación sentimental directamente o con el cauce procesal de divorcio si existe matrimonio. En lo personal puede ser importante quedarnos a gusto y que reconozca lo que ha hecho pues será importante para poder continuar con nuestra vida, pero en la mayoría de las ocasiones esa explicación nunca existe. Se trata de una infidelidad y en estos casos se debe de ser inteligente y saber gestionar nuestras emociones, si es necesario incluso con ayuda de un profesional.

¿Cómo actuar ante una infidelidad sin perder derechos y salir perjudicada?
Gestión inteligente de infidelidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *